lunes, 9 de octubre de 2017


¿AFECTA LAS ALÍCUOTAS REDUCIDA Y SUNTUARIA EL DECRETO DE LA REBAJA DEL IVA?
Por:   Gustavo A. Zambrano M
          tavozam@gmail.com
         @tavozambrano

Nuevamente en contacto con mis apreciados lectores, siguiendo con la nefasta implementación del Decreto 3.085 que establece la “rebaja” de la alícuota general del IVA, ocurrida en el mes de septiembre de los corrientes. En esta oportunidad analizaremos la aplicación de dicha “rebaja” también para la mal llamada alícuota reducida del 8% y para la alícuota compuesta de las operaciones suntuarias hoy en el 27%.

No debemos considerar esta primera conclusión como una afirmación absoluta, de seguro que el SENIAT no aceptará esta posición que vamos a detallar de seguida, pero eso no limita expresar algunas consideraciones que la normativa vigente y la que recién se desarrolla deja en el aire, o mejor dicho, le falta precisión en la redacción del texto normativo, lo que también puede tomarse como un llamado a las autoridades para que procedan a su corrección o aclaratoria a través de los medios que correspondan.

Comencemos señalar lo que establece el artículo 27 de la Ley de Impuesto al Valor Agregado (LIVA):

La alícuota impositiva general aplicable a la base imponible correspondiente podrá ser modificada por el Ejecutivo Nacional y estará comprendida entre un límite mínimo de ocho por ciento (8%) y un máximo de dieciséis y medio por ciento (16,5%). El Ejecutivo Nacional podrá establecer alícuotas distintas para determinados bienes y servicios, pero las mismas no podrá exceder los límites previstos en este artículo.
La alícuota impositiva aplicable a las ventas de exportación de bienes muebles y a las exportaciones de servicios, será del cero por ciento (0%).
Se aplicará una alícuota adicional que podrá ser modificada por el Ejecutivo Nacional y estará comprendida entre un límite mínimo de quince por ciento (15%) y un máximo de veinte por ciento (20%) de los bienes y prestaciones de servicios de consumo suntuario definidos en el TÍTULO VII de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley.
La alícuota impositiva aplicable a las ventas de hidrocarburos naturales efectuadas por las empresas mixtas, reguladas en la Ley Orgánica de Hidrocarburos, a Petróleos de Venezuela, S.A. o a cualquiera de las filiales de ésta, será del cero por ciento (0%). (Destacado mío)

Como se desprende claramente de la disposición antes transcrita, en nuestro impuesto indirecto al consumo, solo se manejan tres (3) tipos de alícuotas: i) alícuota “general“ la cual estará comprendida entre el 8% y 16,5%; ii) alícuota adicional y estará comprendida entre un límite mínimo de 15% y un 20% y iii) alícuota de exportación y de hidrocarburos que será del 0%. No existe en el impuesto otra alícuota distintas a las aquí señalada por el propio texto legal.

De esta primera aproximación, podemos aseverar que no existe alícuota “reducida” para determinados bienes y servicios, como los señalados en el artículo 63 de la LIVA, que vamos a referirnos más adelante; es un error conceptual habernos referidos a la alícuota reducida del 8% y el reconocimiento de este error juega en este momento un papel importante a la hora de cuantificar la alícuota efectiva aplicando el Decreto 3.085 sobre la rebaja.

El artículo 63 de la LIVA a que nos referimos señala:

Hasta tanto el Ejecutivo Nacional establezca una alícuota distinta, conforme al artículo 27 de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, la alícuota impositiva aplicable a las siguientes operaciones será del ocho por ciento (8%):
1. Las importaciones y ventas de los alimentos y productos para consumo humano que se mencionan a continuación:
(…) (Destacado mío)

Esta norma transitoria antes referida, señala muy claramente que conforme al artículo 27, artículo que establece las tres (3) alícuotas, la temporalidad de una alícuota “general” en su límite inferior del 8% para los bienes y servicios allí distinguidos. No está referida esta norma a la alícuota adicional ni a la de exportación e hidrocarburos, por lo tanto se está reseñando a la alícuota “general”.

Cuando el Decreto 3.085 me establece una rebaja del 3% o 5% de la alícuota “general” del IVA, sin excluir expresamente la alícuota “general” señalada en el artículo 63 de la LIVA, debemos aplicar dicha rebaja también a esta alícuota allí establecida, lo que quedaría una alícuota efectiva para esos bienes y servicios del 3% o 5% dependiendo del tramo dela rebaja. El propio Decreto establece exclusiones del régimen excepcional que representa la rebaja de las alícuotas (art. 5), es decir que hubo la intención de exceptuar ciertas operaciones y no fue incluida dentro de estas excepciones la alícuota que estamos comentando.

Por lo tanto, podemos concluir sobre la legitimidad en la interpretación de la reducción de la alícuota del 8% de la LIVA prevista en los artículos 1 y 2 del Decreto 3.085 que señala, que las ventas de bienes muebles y prestación de servicios efectuadas a personas naturales y jurídicas, gozarán de una rebaja del 3% o 5% de la alícuota impositiva “general” del IVA, siempre que tales ventas o prestaciones de servicios sean pagadas solo a través de medios electrónicos.

Igual análisis hacemos, para el caso de las operaciones de ventas de bienes muebles y prestación de servicios catalogadas por la LIVA como de consumo suntuario conforme lo establece el artículo 61 de dicho instrumento.

Las ventas u operaciones asimiladas a ventas, las importaciones y prestaciones de servicio , sean estas habituales o no, de los bienes y prestaciones de servicios de consumo suntuario que se indican a continuación, además de la alícuota impositiva “general” establecida conforme al artículo 27 de este Decreto con Rango, valor y Fuerza de Ley, estarán gravados con una alícuota adicional, calculada sobre la base imponible correspondiente a cada una de las operaciones generadoras del impuesto aquí establecido.
La alícuota impositiva adicional aplicable será del quince por ciento (15%), hasta tanto el Ejecutivo Nacional establezca una alícuota distinta conforme al artículo 27 de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley:
1. Para la venta, operaciones asimiladas a ventas o importación de:
(…)  (Destacado mío)

Podemos afirmar que la alícuota efectiva suntuaria está compuesta por la alícuota “general” más la alícuota “adicional”, es decir 12% + 15%, siendo el total el 27% aplicable a las ventas de bienes y prestaciones de servicios señalados como de consumo suntuario. El encabezado de la norma nos habla de la aplicación de las dos (2) alícuotas, por lo que no existe un tipo impositivo único como suntuario, sino que es la combinación de las dos alícuotas lealmente establecidas conforme al artículo 27 de la Ley.

A la luz de esta aseveración y tomando en cuenta lo estipulado en el Decreto 3.085, la rebaja allí establecida no son aplicables a la alícuota adicional, ya que la norma es muy clara que aplica solo a la alícuota “general”; pero no hay dudas, que a esta última que forma parte de la composición de la alícuota por consumo suntuario debe aplicarse la reducción del 3% y del 5%; quedando una alícuota efectiva para estos bienes y servicios de 24% y 22% dependiendo del tramo que aplique conforme a la base imponible de la operación suntuaria.

El Decreto debió al igual que el caso anterior, excluir taxativamente de la rebaja, la alícuota “general” utilizada para el cálculo de la imposición suntuaria, al no hacerlo, se da paso a esta legítima interpretación que hoy plasmamos en estas pocas líneas.

Espero con este artículo haber despertado la inquietud de los interesados y podamos establecer una dialéctica sobre el tema.

Hay otro tema interesante relacionado a la base imponible para determinar la rebaja del 3% y 5%, que abordaremos en la próxima reflexión.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

ACTUALIZACIÓN ASPECTOS IMPORTANTES SOBRE LAS REBAJAS DE LA ALICUOTA GENERAL DEL IVA Y SU FACTURACIÓN
Por:   Gustavo A. Zambrano M
          tavozam@gmail.com
         @tavozambrano
De conformidad con lo estipulado en el artículo 3 del Decreto N° 3.074 que declara el Estado de Excepción y de Emergencia Económica en todo el Territorio Nacional de fecha 11 de septiembre, el Presidente de la República mediante Decreto 3.085, publicado en la Gaceta Oficial N° 41.239 de fecha 19 de septiembre, establece una rebaja de la alícuota general del IVA en un 3% y 5% cuando los pagos se realicen a través de medios electrónicos.
Es importante ilustrar a los lectores interesados en el tema, que el referido artículo 3 del Decreto de Estado de Excepción y de Emergencia Económica, en el que se fundamenta el señor presidente para modificar las alícuotas del impuesto, señala que…podrá dictar medidas de orden social, económico, político y jurídico que estime convenientes a las circunstancias…con la finalidad de resolver la situación extraordinaria y excepcional que constituye el objeto de la excepción.
El alcance de esta facultad dada al presidente, se limita solo a dictar ciertas medidas económicas y jurídicas respetando el estado de derecho y la normativa existente. No lo están autorizando para violentar el orden jurídico legalmente establecido. Digo esto, porque con las rebajas del 5% de la alícuota general del IVA en los casos de pagos electrónicos cuyas ventas superen los Bs. 2.000.000,00 la tasa efectiva del impuesto quedaría en 7%, es decir por debajo del límite inferior establecido en el artículo 27 de la Ley IVA, incumpliendo así con la exigencia del mismo artículo y el artículo 3 parágrafo segundo del Código Orgánico Tributario (COT).
El Ejecutivo Nacional podrá variar la alícuota general del IVA, pero respetando los límites mínimos y máximos señalados en la propia ley del IVA. El límite inferior señalado en dicho artículo es del 8% y el máximo es del 16,5%; con el Decreto que comentamos, ese límite inferior se ve sobrepasado al quedar después de la rebaja, en un 7%, lo que evidencia una violación flagrante de la disposición del COT y de la propia ley IVA antes referida.
De esta manera, podemos precisar 2 aspectos que se incumplen con las rebajas establecidas por el Decreto 3.085; la primera, referida a que no existe en el estado de excepción decretado, facultades para dictar medidas extraordinarias y temporales en materia tributarias; y segundo, no le está autorizado al señor presidente violentar el orden legal y constitucionalmente establecido para modificar alícuotas que rompan los límites legales establecidos.
Sin embargo, luego de este introito debo continuar con el análisis del instrumento legal para determinar algunos aspectos interesantes en la ejecución práctica de toda la normativa y sus implicaciones en los diferentes roles de nuestros contribuyentes y responsables como sujetos obligados del IVA. Dejando los aspecto constitucionales y legales a los especialistas del tema.
No se trata de la definición de nuevos hechos imponibles del IVA, tal y como lo han consultado, son los mismos hechos recogidos por la ley, solo que esos mismo hechos temporalmente estarán gravados con alícuotas diferentes, siempre y cuando se den algunas circunstancia exigidas por las normas del Decreto, las cuales analizaremos de seguidas. 
Es importante también recordarles a los apreciados lectores, que el Decreto 3.085 es totalmente diferente al Decreto 2.602 publicado en Gaceta Oficial el 14 de diciembre de 2016 y que se aplicó hasta marzo de 2017. En esta oportunidad se aplicaba la alícuota del 10% sobre las ventas de bienes muebles y prestación de servicios efectuadas a personas naturales que sean consumidores finales, hasta por la cantidad de Bs. 200.000,00 y cuyos pagos se efectuarán a través de medios electrónicos. En esta oportunidad las condiciones son totalmente diferentes y aplica a todos los contribuyentes del IVA, tal y como lo desarrollamos en los puntos que siguen.
También debo advertir, que la redacción de las normas del referido Decreto 3.085 cuando define la rebaja, no es muy clara, se presta a confusión y múltiples interpretaciones, siendo una de ellas, la que señala que la rebaja de la alícuota general se aplicará en un 3% o 5% del 12%, es decir que la primera rebaja será del 0,36% y la segunda será del 0,60%, quedando una alícuota efectiva del 11,64% y 11,40% respectivamente. Esta confusión obedece a que el Decreto en comento no habla de reducción de la alícuota, cuyo término sería el más adecuado.
Para finalizar en este largo preámbulo, debo referirme al caso de operaciones materializadas antes del 27 de septiembre, cuyos pagos se realzarán después de esta fecha. Me refiero a la temporalidad de los hechos imponibles del IVA ocurridos antes de la entrada en vigencia de estas rebajas, ya sean porque se prestó el servicio o entregó el bien, o porque se emitió la factura; para estos casos, de acuerdo a la LIVA nace la obligación tributaria en esa oportunidad, la cual se dé primero. De esta manera podemos afirmar que en estos supuestos, aún cuando se realice el pago de forma electrónica estando vigente el Decreto 3.085, no goza de la rebaja de la alícuota general del IVA porque la obligación tributaria nació antes de dichas regulaciones de conformidad con el principio de la irretroactividad.  
A continuación les dejos algunos consideraciones sobre la normativa contenida en el Decreto 3.085 referido a la rebaja de la alícuota general del IVA:
    
I. Vigencia para su aplicación. La rebaja de la alícuota general del IVA aplica a partir del miércoles 27 de septiembre del presente año. Sin embargo debo expresar que de conformidad con lo establecido en el artículo 8 último párrafo del COT, la misma debería regir a partir del 01 de octubre del presente año, ya que cualquier disposición que modifique la cuantía de las obligaciones tributarias deberá aplicarse, desde el primer período que se inicie después de su entrada en vigencia. No hay duda que la rebaja de la alícuota general del IVA afecta la cuantía de las obligaciones, también es perfectamente válida que la misma entra en vigencia el 27 de septiembre (Art. 7 del Decreto 3.085), por lo tanto, el primer período fiscal que se inicia después de esta fecha es el período de octubre 2017.
II. Rebajas de la alícuota general: Solo se rebaja en un 3% y 5% la "alícuota general", es decir, la alícuota reducida (8%), la alícuota adicional suntuaria (15%) y la de exportación (0%) no se verán afectadas por esta disminución contenida en el Decreto en comento.
III. Sujetos y condiciones. La rebaja aplica a las personas naturales y a las personas jurídicas en cualquiera de sus modalidades, por las operaciones de compra y venta pagadas de forma electrónica, es decir, con tarjetas de débito, tarjeta de crédito y transferencias entre cuentas bancarias.
El cheque no debe considerarse como un pago electrónico, inclusive los cheque que se giran con cargos a cuentas corrientes electrónicas.
IV. Tramos de las rebajas. La rebaja de la alícuota se realizará en dos tramos:
a) Precios de venta o servicios menores o iguales a Bs. 2.000.000, la rebaja será del 3%, es decir queda la alícuota general efectiva en 9%
b) Precios de venta o servicios mayores a Bs.2.000.000,00 la rebaja será del 5%, es decir queda la alícuota general efectiva en 7%
Los montos de referencia para determinar el tramo, corresponden a la base imponible facturada por el bien o servicio, es decir, no incluyendo el IVA.
V. Necesidad de acuerdos anticipados. Esta rebaja obliga a los comerciantes concertar con los clientes-proveedores anticipadamente cuál será la forma de pago para evitar o disminuir la frecuencia de la emisión de factura sustitutiva, notas de créditos y notas de débitos, por variaciones de la alícuota aplicada en la facturación original. (Art. 58 LIVA - Art 11 RLIVA – Art. 22 Prov.0071)
VI. Notas de crédito. Para los casos en que se acuerde facturar el 12% porque el pago no será exclusivamente electrónico, y luego cambia el medio de pago a electrónico, deberá emitirse una factura sustitutiva o nota de crédito fiscal que describa la modificación de la alícuota al 9% o 7%, dependiendo del monto facturado. (Art. 58 LIVA - Art 11 RLIVA – Art. 22 Prov.0071)
Esta factura sustitutiva o Nota de Crédito modifica la factura original y deberá registrarse en el mes de su emisión, en el libro respectivo.(Art. 70-76 RLIVA)
En caso de no realizar el ajuste a través de la factura sustitutiva o nota de crédito, deberá declararse lo facturado, es decir el 12%. (Art. 30 LIVA)
VII. Notas de débito. En caso de facturar la operación tomando en cuenta el pago electrónico, es decir al 9% o 7% y luego al momento del pago se cambia la modalidad de éste (cheque, efectivo o mixto), Deberá efectuarse una factura sustitutiva o Nota de Débito describiendo la modificación de la alícuota correspondiente. (Art. 58 LIVA - Art 11 RLIVA – Art. 22 Prov.0071)
Esta factura sustitutiva o Nota de Débito modifica la factura original y deberá registrarse en el mes de su emisión, en el libro respectivo. (Art. 70-76 RLIVA)
VIII. Retenciones de más. En los casos de retención, si la misma se efectúa sobre 12% y luego al momento del pago cambia la alícuota al 7% o 9%, la retención aplicada constituye un exceso de retención, por lo que el contribuyente de acuerdo a lo señalado en el artículo 11 de la providencia de retenciones puede optar en rebajarse completo la retención efectuada (12%) o solicitar la recuperación del mismo conforme al artículo 8 de la misma providencia; todo esto en caso de haberse enterado los impuestos retenidos por el agente de retención.
En caso de no haberse efectuado el enteramiento delas retenciones, el contribuyente podrá solicitar la devolución al propio agente de retención. (Art. 27 del COT).
IX. Retenciones de menos. En los casos de retención, si la misma se efectuó sobre 7% o 9% y luego al momento del pago cambia la alícuota a 12%, debe practicarse nueva retención por las diferencias con la recepción de la factura sustitutiva o Nota de Débito que modifica la alícuota.
X. Pagos de forma mixta.  No se aplica las rebajas de la alícuota general del IVA, cuando los pagos se realicen de forma mixta (electrónicos y otra modalidad). En estos casos será el 12% la alícuota aplicable.
Sí aplica las rebajas cuando se utilicen diferentes medios electrónicos para el pago de las facturas (combinar tarjetas de débito-transferencias-tarjeta de crédito).
XI. IVA importador. Las rebajas del 3% y 5% de la alícuota general no aplican para los IVA que se causan por la importación de bienes, es decir, el IVA importador será siempre la alícuota general del 12%.
XII. IVA licores. Las rebajas del 3% y 5% de la alícuota general no aplican para los IVA que se han percibido por los productores, fabricantes e importadores de bebidas alcohólicas. Es decir, la percepción del IVA para estos industriales y comerciantes será del 12%, independiente de la forma de pago.
XIII. IVA Metales y piedra preciosas. No aplica la rebaja de la alícuota general del IVA tampoco a las operaciones de compra y venta de metales y piedras preciosas.
XIV. Registro en libros. Los contribuyentes deberán registrar en los libros especiales de compras y ventas de forma separadas, las operaciones que estén gravadas indicando las rebajas contenidas en el Decreto 3.085, para ello, deberán adecuar sus sistemas informáticos a las nuevas exigencias. (Art. 72-75-76 RLIVA). Sin embargo debe esperarse alguna directriz del SENIAT sobre este aspecto.
XV. Desaplicación de la rebaja. Estas rebajas de la alícuota general del IVA estarán vigente hasta el 31 de diciembre de 2017.
FACTURACIÓN DE LA REBAJA DE LA ALÍCUOTA DEL IVA
XVI. Indicación separada de la rebaja. Los sujetos pasivos deberán indicar en las facturas que emita conforme al Decreto 3.085, la rebaja del 3% ó 5% de la alícuota impositiva general del IVA, según corresponda. Pareciera que esta indicación debe realizarse separadamente de la alícuota general del 12%, es decir, deberá indicarse el 12% del IVA causado y luego otro ítems indicando la rebaja (3% o 5%) y sus respectivos montos según corresponda.
No debe reflejarse la alícuota efectiva que incluya la rebaja, o sea, el 9% o 7%, podría acarrear sanción por emitir factura que no cumplen los requisitos reglamentarios. (Art. 2 Prov. 0048)
XVII. Seguir utilizando los medios de facturación. Podrán continuar utilizando el medio de facturación que hayan adoptado, siempre y cuando el mismo se pueda adecuar a la indicación de la rebaja del 3% o 5% separadamente.
En caso que el medio de facturación utilizado se la máquina fiscal y no pueda adaptarse a esta exigencia, deben utilizar los formatos de contingencias elaborados por imprentas autorizadas, estos formatos deben reflejar separadamente la rebaja del 3 ó 5% de la alícuota impositiva general del IVA y también debe indicar en forma mecánica o manual que se emite conforme al Decreto que establece la rebaja de la alícuota. (Art. 3-4 Prov. 0048)
XVIII. Obligación de los proveedores de máquinas fiscales. Los proveedores o fabricantes de máquinas fiscales, deben adaptar los modelos autorizados por el Seniat para incluir las rebajas de la alícuota, dentro de los 5 días hábiles siguientes a la entrada en vigencia de la Providencia 0048, es decir hasta el 03 de octubre para adaptar las máquinas de sus clientes.
XIX. Obligación de los usuarios de máquinas fiscales. Los sujetos pasivos deben solicitar la adaptación de las máquinas fiscales a sus proveedores o fabricantes autorizados por el SENIAT, hasta el 3 de octubre.

Espero haber despertado con estas cortas líneas, el interés de mis lectores para profundizar sobre el tema y crear un debate interesante en los próximos días. 

PROVIDENCIA SNAT/2017/0048 SE ESTABLECEN LAS FORMALIDADES PARA LA EMISIÓN DE FACTURAS, DECLARACIÓN Y PAGO DE LA REBAJA DEL 3% o 5% DE LA ALÍCUOTA IMPOSITIVA GENERAL DEL IVA
(Gaceta Oficial N° 41.244 de fecha 26 de septiembre de 2017)
________________________________________________________________________________
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA BANCA Y FINANZAS SERVICIO NACIONAL INTEGRADO DE ADMINISTRACIÓN ADUANERA Y TRIBUTARIA (SENIAT)

SNAT/2017/0048
Caracas, 21 de septiembre de 2017
Años 207°, 158° Y18°

El Superintendente del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), en ejercicio de las atribuciones conferidas en el artículo 4°, numerales 1, 8, 33, y 47 y el artículo 7o del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 6.211 Extraordinario, de fecha 30 de diciembre de 2015, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 27 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley que Establece el Impuesto al Valor Agregado, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No. 6.152 Extraordinario de fecha 18 de noviembre de 2014; el artículo 3o del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Código Orgánico Tributarlo, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 6.152 Extraordinario, de fecha 18 de noviembre de 2014 y el artículo 6o del Decreto N° 4 en el Marco del Estado de Excepción y Emergencia Económica que Establece una Rebaja a la Alícuota Impositiva General del Impuesto al Valor Agregado (IVA) Aplicable a las Operaciones Pagadas a través de Medios Electrónicos, publicado en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N° 41.239, de fecha 19 de septiembre de 2017, dicta la siguiente:

PROVIDENCIA ADMINISTRATIVA MEDIANTE LA CUAL SE ESTABLECEN LAS FORMALIDADES PARA LA EMISIÓN DE FACTURAS, DECLARACIÓN Y PAGO POR LAS VENTAS DE BIENES MUEBLES Y PRESTACIONES DE SERVICIOS EFECTUADAS A PERSONAS NATURALES Y JURÍDICAS, QUE GOZAN DE LA REBAJA DEL TRES O CINCO POR CIENTO (3 O 5%) DE LA ALÍCUOTA IMPOSITIVA GENERAL DEL IMPUESTO AL VALOR AGREGADO.

Artículo 1°. La presente Providencia Administrativa tiene por objeto establecer las formalidades para la emisión de la factura, declaración y pago del impuesto al valor agregado, que deben cumplir los sujetos pasivos que realicen ventas de bienes corporales y presten servicios a personas naturales y jurídicas, que gozan de la rebaja del tres o cinco por ciento (3 ó 5%) de la alícuota impositiva general del Impuesto al Valor Agregado según corresponda, siempre que tales ventas o prestaciones de servicios sean pagadas a través de medios electrónicos.

Artículo 2°. Los sujetos pasivos a que se refiere el artículo anterior, además de los requisitos establecidos en la Providencia Administrativa que regula el Régimen General de Emisión de Facturas y otros Documentos, deberá Indicar la rebaja del tres o cinco por ciento (3 ó 5%) de la alícuota impositiva general del Impuesto al Valor Agregado según corresponda, cuando el consumidor cumpla con la condición establecida en el Decreto que establece la rebaja de la alícuota.

Artículo 3°. Los sujetos pasivos podrán continuar utilizando el medio de emisión de factura que hayan adoptado o que estén obligados a utilizar, siempre y cuando el mismo se pueda adecuar a los requisitos exigidos en el artículo anterior.

Artículo 4°. En caso que no sea posible la adecuación de la máquina fiscal, deben utilizar formatos elaborados por imprentas autorizadas, el cual debe reflejar la rebaja del tres o cinco por ciento (3 ó 5%) de la alícuota impositiva general del Impuesto al Valor Agregado aplicable por las operaciones señaladas en el artículo 2° de esta Providencia Administrativa, indicando en forma mecánica o manual que se realiza conforme al Decreto que establece la rebaja de la alícuota.

Artículo 5°. Los sujetos pasivos obligados a cumplir con las formalidades establecidas en esta Providencia Administrativa, deben presentar la declaración y pago del impuesto al valor agregado, de acuerdo a las especificaciones técnicas señaladas a través del Portal Fiscal.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS

PRIMERA. Los Proveedores o fabricantes de Máquinas Fiscales, deben adaptar los modelos autorizados por el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria para incluir las rebajas de la alícuota, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la entrada en vigencia de esta Providencia Administrativa.
De Igual manera, los sujetos pasivos deben solicitar la adaptación de las Máquinas Fiscales a sus Proveedores o fabricantes autorizados por este Servicio, dentro del plazo establecido en esta Disposición Transitoria.

SEGUNDA. Los Proveedores o fabricantes de Máquinas Fiscales, cuyos modelos autorizados por el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria no tengan la capacidad técnica para ser adaptados, deberán notificarlo por escrito, especificando los motivos ante la Gerencia de Fiscalización de este Servicio, dentro de los dos (2) días hábiles siguientes a la entrada en vigencia de la presente Providencia Administrativa.

El Servido Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria deberá publicar en su portal fiscal una lista de los modelos que no puedan adecuarse técnicamente a lo establecido en la presente Providencia Administrativa.

DISPOSICIONES FINALES

PRIMERA. A los efectos de esta Providencia Administrativa se entiende por Portal Fiscal la página Web http://www.seniat.aob.ve o cualquiera otra que sea creada por el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) para sustituirla.

SEGUNDA. Esta Providencia Administrativa entrará en vigencia a partir de su publicación en Gaceta Oficial de la República Bolivariana Venezuela y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2017.
Comuníquese y publíquese.

JOSE DAVID CABELLO RONDÓN 

martes, 26 de septiembre de 2017

ASPECTOS IMPORTANTES SOBRE LAS REBAJAS DE LA ALICUOTA GENERAL DEL IVA
Por:   Gustavo A. Zambrano M
          tavozam@gmail.com
         @tavozambrano
De conformidad con lo estipulado en el artículo 3 del Decreto N° 3.074 que declara el Estado de Excepción y de Emergencia Económica en todo el Territorio Nacional de fecha 11 de septiembre, el Presidente de la República mediante Decreto 3.085, publicado en la Gaceta Oficial N° 41.239 de fecha 19 de septiembre, establece una rebaja de la alícuota general del IVA en un 3% y 5% cuando los pagos se realicen a través de medios electrónicos.
Es importante ilustrar a los lectores interesados en el tema, que el referido artículo 3 del Decreto de Estado de Excepción y de Emergencia Económica, en el que se fundamenta el señor presidente para modificar las alícuotas del impuesto, señala que…podrá dictar medidas de orden social, económico, político y jurídico que estime convenientes a las circunstancias…con la finalidad de resolver la situación extraordinaria y excepcional que constituye el objeto de la excepción.
El alcance de esta facultad dada al presidente, se limita solo a dictar ciertas medidas económicas y jurídicas respetando el estado de derecho y la normativa existente. No lo están autorizando para violentar el orden jurídico legalmente establecido. Digo esto, porque con las rebajas del 5% de la alícuota general del IVA en los casos de pagos electrónicos cuyas ventas superen los Bs. 2.000.000,00 la tasa efectiva del impuesto quedaría en 7%, es decir por debajo del límite inferior establecido en el artículo 27 de la Ley IVA, incumpliendo así con la exigencia del mismo artículo y el artículo 3 parágrafo segundo del Código Orgánico Tributario (COT).
El Ejecutivo Nacional podrá variar la alícuota general del IVA, pero respetando los límites mínimos y máximos señalados en la propia ley del IVA. El límite inferior señalado en dicho artículo es del 8% y el máximo es del 16,5%; con el Decreto que comentamos, ese límite inferior se ve sobrepasado al quedar después de la rebaja, en un 7%, lo que evidencia una violación flagrante de la disposición del COT y de la propia ley IVA antes referida.
De esta manera, podemos precisar 2 aspectos que se incumplen con las rebajas establecidas por el Decreto 3.085; la primera, referida a que no existe en el estado de excepción decretado, facultades para dictar medidas extraordinarias y temporales en materia tributarias; y segundo, no le está autorizado al señor presidente violentar el orden legal y constitucionalmente establecido para modificar alícuotas que rompan los límites legales establecidos.
Sin embargo, luego de este introito debo continuar con el análisis del instrumento legal para determinar algunos aspectos interesantes en la ejecución práctica de toda la normativa y sus implicaciones en los diferentes roles de nuestros contribuyentes y responsables como sujetos obligados del IVA. Dejando los aspecto constitucionales y legales a los especialistas del tema.

No se trata de la definición de nuevos hechos imponibles del IVA, tal y como lo han consultado, son los mismos hechos recogidos por la ley, solo que esos mismo hechos temporalmente estarán gravados con alícuotas diferentes, siempre y cuando se den algunas circunstancia exigidas por las normas del Decreto, las cuales analizaremos de seguidas.  
Es importante también recordarles a los apreciados lectores, que el Decreto 3.085 es totalmente diferente al Decreto 2.602 publicado en Gaceta Oficial el 14 de diciembre de 2016 y que se aplicó hasta marzo de 2017. En esta oportunidad se aplicaba la alícuota del 10% sobre las ventas de bienes muebles y prestación de servicios efectuadas a personas naturales que sean consumidores finales, hasta por la cantidad de Bs. 200.000,00 y cuyos pagos se efectuarán a través de medios electrónicos. En esta oportunidad las condiciones son totalmente diferentes y aplica a todos los contribuyentes del IVA, tal y como lo desarrollamos en los puntos que siguen.
También debo advertir, que la redacción de las normas del referido Decreto 3.085 cuando define la rebaja, no es muy clara, se presta a confusión y múltiples interpretaciones, siendo una de ellas, la que señala que la rebaja de la alícuota general se aplicará en un 3% o 5% del 12%, es decir que la primera rebaja será del 0,36% y la segunda será del 0,60%, quedando una alícuota efectiva del 11,64% y 11,40% respectivamente. Esta confusión obedece a que el Decreto en comento no habla de reducción de la alícuota, cuyo término sería el más adecuado.

Para finalizar en este largo preámbulo, debo referirme al caso de operaciones materializadas antes del 27 de septiembre, cuyos pagos se realzarán después de esta fecha. Me refiero a la temporalidad de los hechos imponibles del IVA ocurridos antes de la entrada en vigencia de estas rebajas, ya sean porque se prestó el servicio o entregó el bien, o porque se emitió la factura; para estos casos, de acuerdo a la LIVA nace la obligación tributaria en esa oportunidad, la cual se dé primero. De esta manera podemos afirmar que en estos supuestos, aún cuando se realice el pago de forma electrónica estando vigente el Decreto 3.085, no goza de la rebaja de la alícuota general del IVA porque la obligación tributaria nació antes de dichas regulaciones de conformidad con el principio de la irretroactividad de las normas.
A continuación les dejos algunos consideraciones sobre la normativa contenida en el Decreto 3.085 referido a la rebaja de la alícuota general del IVA:
    
I. Vigencia para su aplicación. La rebaja de la alícuota general del IVA aplica a partir del miércoles 27 de septiembre del presente año. Sin embargo debo expresar que de conformidad con lo establecido en el artículo 8 último párrafo del COT, la misma debería regir a partir del 01 de octubre del presente año, ya que cualquier disposición que modifique la cuantía de las obligaciones tributarias deberá aplicarse, desde el primer período que se inicie después de su entrada en vigencia. No hay duda que la rebaja de la alícuota general del IVA afecta la cuantía de las obligaciones, también es perfectamente válida que la misma entra en vigencia el 27 de septiembre (Art. 7 del Decreto 3.085), por lo tanto, el primer período fiscal que se inicia después de esta fecha es el período de octubre 2017.
II. Rebajas de la alícuota general: Solo se rebaja en un 3% y 5% la "alícuota general", es decir, la alícuota reducida (8%), la alícuota adicional suntuaria (15%) y la de exportación (0%) no se verán afectadas por esta disminución contenida en el Decreto en comento.
III. Sujetos y condiciones. La rebaja aplica a las personas naturales y a las personas jurídicas en cualquiera de sus modalidades, por las operaciones de compra y venta pagadas de forma electrónica, es decir, con tarjetas de débito, tarjeta de crédito y transferencias entre cuentas bancarias.
El cheque no debe considerarse como un pago electrónico, inclusive los cheque que se giran con cargos a cuentas corrientes electrónicas.
IV. Tramos de las rebajas. La rebaja de la alícuota se realizará en dos tramos:
a) Precios de venta o servicios menores o iguales a Bs. 2.000.000, la rebaja será del 3%, es decir queda la alícuota general efectiva en 9%
b) Precios de venta o servicios mayores a Bs.2.000.000,00 la rebaja será del 5%, es decir queda la alícuota general efectiva en 7%
Los montos de referencia para determinar el tramo, corresponden a la base imponible facturada por el bien o servicio, es decir, no incluyendo el IVA.
V. Necesidad de acuerdos anticipados. Esta rebaja obliga a los comerciantes concertar con los clientes-proveedores anticipadamente cuál será la forma de pago para evitar o disminuir la frecuencia de la emisión de factura sustitutiva, notas de créditos y notas de débitos, por variaciones de la alícuota aplicada en la facturación original. (Art. 58 LIVA - Art 11 RLIVA – Art. 22 Prov.0071)
VI. Notas de crédito. Para los casos en que se acuerde facturar el 12% porque el pago no será exclusivamente electrónico, y luego cambia el medio de pago a electrónico, deberá emitirse una factura sustitutiva o nota de crédito fiscal que describa la modificación de la alícuota al 9% o 7%, dependiendo del monto facturado. (Art. 58 LIVA - Art 11 RLIVA – Art. 22 Prov.0071)
Esta factura sustitutiva o Nota de Crédito modifica la factura original y deberá registrarse en el mes de su emisión, en el libro respectivo.(Art. 70-76 RLIVA)

En caso de no realizar el ajuste a través de la factura sustitutiva o nota de crédito, deberá declararse lo facturado, es decir el 12%. (Art. 30 LIVA)
VII. Notas de débito. En caso de facturar la operación tomando en cuenta el pago electrónico, es decir al 9% o 7% y luego al momento del pago se cambia la modalidad de éste (cheque, efectivo o mixto), Deberá efectuarse una factura sustitutiva o Nota de Débito describiendo la modificación de la alícuota correspondiente. (Art. 58 LIVA - Art 11 RLIVA – Art. 22 Prov.0071)
Esta factura sustitutiva o Nota de Débito modifica la factura original y deberá registrarse en el mes de su emisión, en el libro respectivo. (Art. 70-76 RLIVA)
VIII. Retenciones de más. En los casos de retención, si la misma se efectúa sobre 12% y luego al momento del pago cambia la alícuota al 7% o 9%, la retención aplicada constituye un exceso de retención, por lo que el contribuyente de acuerdo a lo señalado en el artículo 11 de la providencia de retenciones puede optar en rebajarse completo la retención efectuada (12%) o solicitar la recuperación del mismo conforme al artículo 8 de la misma providencia; todo esto en caso de haberse enterado los impuestos retenidos por el agente de retención.
En caso de no haberse efectuado el enteramiento delas retenciones, el contribuyente podrá solicitar la devolución al propio agente de retención. (Art. 27 del COT).
IX. Retenciones de menos. En los casos de retención, si la misma se efectuó sobre 7% o 9% y luego al momento del pago cambia la alícuota a 12%, debe practicarse nueva retención por las diferencias con la recepción de la factura sustitutiva o Nota de Débito que modifica la alícuota.
X. Pagos de forma mixta.  No se aplica las rebajas de la alícuota general del IVA, cuando los pagos se realicen de forma mixta (electrónicos y otra modalidad). En estos casos será el 12% la alícuota aplicable.
Sí aplica las rebajas cuando se utilicen diferentes medios electrónicos para el pago de las facturas (combinar tarjetas de débito-transferencias-tarjeta de crédito).
XI. IVA importador. Las rebajas del 3% y 5% de la alícuota general no aplican para los IVA que se causan por la importación de bienes, es decir, el IVA importador será siempre la alícuota general del 12%.
XII. IVA licores. Las rebajas del 3% y 5% de la alícuota general no aplican para los IVA que se han percibido por los productores, fabricantes e importadores de bebidas alcohólicas. Es decir, la percepción del IVA para estos industriales y comerciantes será del 12%, independiente de la forma de pago.
XIII. IVA Metales y piedra preciosas. No aplica la rebaja de la alícuota general del IVA tampoco a las operaciones de compra y venta de metales y piedras preciosas.
XIV. Registro en libros. Los contribuyentes deberán registrar en los libros especiales de compras y ventas de forma separadas, las operaciones que estén gravadas con alícuotas distintas conforme al Decreto comentado, para ello, deberán adecuar sus sistemas informáticos a las nuevas exigencias. (Art. 72-75-76 RLIVA)
XV. Medios de facturación. Igualmente, deberán adecuar sus sistemas informáticos de facturación y los medios manuales a las nuevas exigencias contenidas en el Decreto en comento.
En caso que no sea posible la adecuación de la máquina fiscal a las exigencias contenidas en este Decreto, se sugiere utilizar “formatos” de contingencia elaborados por imprentas autorizadas, el cual debe reflejar la alícuota del IVA aplicable de acuerdo a la rebaja, indicando en forma mecánica o manual que se realiza conforme al Decreto que establece la rebaja de la alícuota general. Esta norma similar fue establecida en la Providencia N° 0122 publicada en la Gaceta Oficial 14/12/2016 en virtud del Decreto de reducción del año 2016.
XVI. Régimen transitorio de facturación. Deberá la Administración Tributaria emitir una Providencia que señale las habilitaciones de las modificaciones en los medios de facturación
XVII. Vigencia para su desaplicación. Estas rebajas de la alícuota general del IVA estarán vigente hasta el 31 de diciembre de 2017.

Espero haber despertado con estas cortas líneas, el interés de mis lectores para profundizar sobre el tema y crear un debate interesante en los próximos días. 

viernes, 25 de agosto de 2017

RESUMEN DE LA SENTENCIA QUE DECLARA LA INCONSTITUCIONALIDAD DEL REGLAMENTO QUE ESTABLECE EL COBRO POR EL VISADO DE LOS ESTADOS FINANCIEROS Y OTRAS ACTUACIONES DEL CONTADOR PÚBLICO ANTE LOS COLEGIOS PROFESIONALES

Por:   Gustavo A. Zambrano M
          tavozam@gmail.com
         @tavozambrano

TRIBUNAL: 
TSJ-Sala Político-Administrativa       
SENTENCIA N°:      
00993
FECHA:
09 de agosto de 2017
TIPO DE RECURSO:
Nulidad por inconstitucionalidad e Ilegalidad
PARTE SOLICITANTE:
Laura Álvarez Yépez, Juan Carlos Arends, Raúl A. Camargo, Rafael Y. Carvajal, Harold Márquez, Osvaldo Sayago Carrero y Asdrúbal Valera
ACTO IMPUGNADO:
Reglamento Único de Visado de los estados financieros y otras actuaciones del contador público, el cual entró en vigencia el 1 de marzo de 2000;         y se extiende al Reglamento de Visado de estados financieros y otras actuaciones del contador público, aprobado en la asamblea extraordinaria de la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela celebrada el 11 de junio de 2016
ACTO DICTADO POR:
Federación De Colegios De Contadores Públicos De Venezuela (Hoy Federación De Colegios De Contadores Públicos De La República Bolivariana De Venezuela)
DERECHOS VULNERADOS:
Principio de Legalidad (Art. 317 Constitucional)
Principio de Igualdad y No Discriminación (Art. 21 Constitucional)

- Es Inconstitucional e Ilegal el cobro por el visado de los estados financieros y otras actuaciones de los Contadores Públicos que realizan los Colegios de Contadores Públicos de Venezuela.

- Es igualmente Inconstitucional la exigencia de la solvencia en el pago de las cuotas de mantenimiento de las actividades gremiales, para el contador que solicita el visado de sus actuaciones. 
(…)
En este sentido, se advierte que la Ley de Ejercicio de la Contaduría Pública (publicada en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela Núm. 30.216 del 27 de septiembre de 1973 y reimpresa “por error de copia” en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela Núm. 30.273 de fecha 5 de diciembre del mismo año), prevé en los artículos 18, 19 y 20 lo siguiente:
Artículo 18: Para ejercer la profesión que regula la presente Ley, los profesionales que a ella se refiere deberán inscribir sus títulos en el Colegio respectivo. El Colegio asignará a esta inscripción un número el cual deberá aparecer en todas las actuaciones públicas del profesional”.
Artículo 19: La Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela estará integrada por los Colegios de Contadores Públicos y por las Delegaciones que de ella dependan de conformidad con la presente Ley. Tiene carácter exclusivamente profesional y personalidad jurídica y patrimonio propio y fomentará el perfeccionamiento moral y científico de los contadores públicos de Venezuela, promoverá la defensa de los intereses de los colegios y delegaciones y procurará incrementar en la sociedad, el conocimiento de la misión fundamental que atañe a la profesión de contador público”.
Artículo 20: Es atribución de la Federación de Contadores Públicos de Venezuela, fijar la cuota que deben pagar a sus respectivos cuerpos los inscritos y asociados a los Colegios de Contadores Públicos y Delegaciones y es deber de los Contribuyentes satisfacerla puntualmente”. (Subrayado de la Sala).
Además, el artículo 42 del Reglamento de la Ley de Ejercicio de la Contaduría Pública (Decreto Núm. 735 dictado el 4 de febrero de 1975 y publicado en Gaceta Oficial Núm. 30.617 el 6 del mismo mes y año), dispone lo siguiente:
Artículo 42. La Federación de Colegios de Contadores Públicos fijará las cuotas ordinarias que deberán pagar los miembros a sus respectivos Colegios.
Parágrafo Único.- Las cuotas de admisión y las extraordinarias serán fijadas por los respectivos Colegios”. (Subrayado de la Sala).
Del texto de las normas jurídicas supra citadas, puede inferirse la atribución de la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela para establecer contribuciones especiales de las llamadas parafiscales, pues la Ley de Ejercicio de la Contaduría Pública permite al aludido órgano fijar las cuotas ordinarias destinadas al mantenimiento de las actividades gremiales, y a los respectivos Colegios las de admisión de sus miembros y las extraordinarias.
(…)
En efecto, al estudiar y aplicar el significado que da la Real Academia Española al visado previsto en el mencionado Reglamento de los Colegios de Contadores Públicos se concluye que dichos gremios, al verificar el cumplimiento de los requisitos -sin perjuicio de lo que la Sala determine luego sobre tales obligaciones-, deberá otorgar el visto bueno a los dictámenes y certificaciones que emitan sus agremiados.
Observa esta Máxima Instancia que el visado debe ser el reconocimiento, por parte del Colegio respectivo del cumplimiento de los requisitos previstos para dar fe sobre la identidad del profesional y su “Registro Gremial”, así como lo referente a la forma y presentación de los informes y dictámenes.
No obstante, se infiere que la revisión que dispone el artículo 1 del Reglamento de Visado de Estados Financieros y Otras Actuaciones del Contador Público -en cuanto al visado- está referida esencialmente al pago efectivo de los aportes previstos en su artículo 4. Por lo tanto, en este caso, el Visado equivale a contribución.
(…)
En este sentido, se advierte que la creación de tributos (impuestos, tasas o contribuciones) está restringida al legislador, tal como lo prevé el artículo 317 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, parcialmente transcrito infra, que dispone lo siguiente:
(…)
De lo anterior resulta evidente que la creación de gravámenes es materia de reserva legal y en consecuencia, solamente le está dada a la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela, la atribución de fijar mediante reglamento las cuotas ordinarias “que deben pagar a sus respectivos cuerpos los inscritos y asociados a los Colegios de Contadores Públicos y Delegaciones”, según lo establecido en el artículo 20 de la Ley de Ejercicio de la Contaduría Pública, en concordancia con el artículo 42 de su Reglamento.
La referida reserva legal está dirigida a regular en el texto de la Ley lo concerniente a la materia tributaria, dejando solo al reglamentista la posibilidad de establecer o fijar los detalles de su ejecución, es decir, explicar, desarrollar y complementar la ley, con el fin de lograr su mejor cumplimiento.
(…)
En efecto, la Ley de Ejercicio de la Contaduría Pública asigna a la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela tareas en defensa de sus agremiados, las cuales podrían ser reglamentadas creando un mecanismo de verificación que prevea el visto bueno de las actuaciones profesionales de sus agremiados, pero no habilita a dicha Federación a establecer “aportes” por esa protección corporativa.
Tales funciones están contempladas en el artículo 22 de la mencionada Ley, cuyo texto es el siguiente:
(…)
Reitera este Alto Tribunal que la potestad reglamentaria otorgada a la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela, es la contenida en el artículo 20 de la Ley de Ejercicio de la Contaduría Pública, la cual le permite únicamente fijar las cuotas ordinarias que deberán pagar los miembros a sus respectivos Colegios.
Adicionalmente, de acuerdo a lo previsto en el artículo 42 de su Reglamento, corresponde a los respectivos Colegios fijar las cuotas de admisión y las extraordinarias.
En consecuencia, el establecimiento del mecanismo de visado de las actuaciones de los Contadores Públicos no está previsto en la Ley especial como un medio de gravamen.
Concluye la Sala que el cobro del “aporte de visado” de las certificaciones y dictámenes preparados por los profesionales de la Contaduría Pública -no previsto en la Ley- constituye una contribución especial impuesta por vía reglamentaria, por ende resulta violatorio de lo establecido en los artículos 317 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y 3 del Código Orgánico Tributario al crearse -por esta vía- contribuciones parafiscales; por tanto, lo que correspondía era declarar la vulneración del principio constitucional de reserva legal en materia tributaria y en consecuencia su nulidad, tal como se desprende del texto de la sentencia impugnada, razón por la cual se desestima este alegato. Así se decide.
Aunado a lo anterior, a criterio de esta Sala resulta importante destacar que, aun cuando la Ley especial permita reglamentar la revisión de las actuaciones de los Contadores Públicos para el cumplimiento de las normativas dictadas por la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela -referentes al cumplimiento de los requisitos previstos para dar fe sobre la identidad del profesional y su “Registro Gremial”, así como lo relativo a la forma y presentación de los informes y dictámenes-, el cobro de cantidades de dinero por la implementación del visado, como mecanismo de protección para el ejercicio de la actividad profesional de la contaduría y de los usuarios de tales servicios, establecido por vía reglamentaria, constituye un tributo inconstitucional e ilegal y un requisito contra lege para el ejercicio de dicha profesión
(…)
De tal forma, que el visado de los informes elaborados por los contadores públicos está condicionado al inconstitucional e ilegal cobro de un emolumento y además a la solvencia en el pago de las cuotas de mantenimiento de las actividades gremiales llevadas a cabo por el respectivo Colegio en el que estén inscritos, lo cual resulta contrario a lo establecido en la Ley que regula la actividad de dichos profesionales, que exige en el artículo 18 que para ejercer la profesión de Contador Público debe haberse obtenido o revalidado en nuestro país el título de Licenciado en Contaduría Pública y la inscripción en el respectivo Colegio profesional, se insiste, no así la solvencia en el pago de las cuotas de permanencia en los correspondientes Colegios y menos aún el pago de “aportes” por visado, establecidos por vía reglamentaria en violación a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
(…)
Realizadas las consideraciones anteriores, es necesario para esta Sala entrar a analizar la figura de la reedición del acto administrativo, a los fines de determinar si el nuevo reglamento aprobado en la Asamblea Extraordinaria de la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela celebrada el 11 de junio de 2016, constituye una reproducción del reglamento anulado en el fallo impugnado y confirmado por la Sala. A tal efecto se observa lo siguiente:
(…)
Lo anterior permite a esta Sala concluir que el objeto de esos reglamentos, es exclusivamente, prever y regular el visado de las actuaciones relativas a la emisión de dictámenes o certificaciones relacionadas con el ejercicio de la profesión del Contador Público, estableciendo, además, el pago de un “aporte” por tal concepto, y el condicionamiento de la obtención del visado a la solvencia de las cuotas de mantenimiento de los respectivos Colegios, lo cual, como ya se estableció en el presente fallo, constituye un gravamen a las actuaciones de sus agremiados, contraria a lo previsto a los artículos 317 y 21 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, 3 del Código Orgánico Tributario y 18 de la Ley de Ejercicio de la Contaduría Pública.
Por tanto, observa este órgano jurisdiccional, que el hecho material de la reedición del acto se manifestó en la aprobación, por parte de la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela, de nuevos reglamentos semejantes en su contenido y finalidad al aprobado en Asamblea Extraordinaria de la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela durante la Asamblea Extraordinaria celebrada por el mencionado Colegio Profesional entre los días 10 y 12 de febrero de 2000.
De lo anterior se concluye que los reglamentos aprobados en Asambleas Extraordinarias de la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela celebrada entre el 25 y el 26 de julio de 2008 y el vigente del 11 de junio de 2016, constituyen la reedición del Reglamento anulado por la sentencia impugnada y confirmada por esta Sala.
(…)
Aunado a ello, como también quedó establecido en la presente decisión, no deben los colegios profesionales, en este caso la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela, condicionar el ejercicio de la Profesión al pago de las cuotas de mantenimiento de las actividades gremiales, pues ello constituye una limitación ilegal al ejercicio profesional del contador público y una vulneración del derecho a la igualdad y la no discriminación prevista en el artículo 21 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
Por las razones anteriormente expuestas esta Sala extiende los efectos de la sentencia apelada, al reglamento aprobado en la Asamblea Extraordinaria de la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela celebrada el 11 de junio de 2016 y, en consecuencia, declara también la nulidad del mencionado Reglamento y de cualquier otro que haya dictado la aludida Federación, de cuyo contenido se advierta la reedición del texto normativo anulado por la sentencia impugnada y que mediante este fallo se confirma. Así se declara.